top of page
  • Comunicación AGES

Indicadores de gestión y objetivos presupuestarios


Indicadores de gestión y objetivos presupuestarios en blog AGES


Tras introducir, en un artículo anterior, la cuestión de los indicadores de gestión en el ámbito del sector público, vamos ahora a detenernos a analizar la relación entre la definición de un sistema de indicadores en una entidad pública y el grado de consecución de los objetivos presupuestarios de dicha entidad.

Presupuestación por objetivos


Para ello, empezaremos por recordar que el marco de actuación de la Ley General Presupuestaria está orientado a lo que se conoce como “presupuestación por objetivos”, siguiendo el principio de eficiencia en la gestión de los recursos públicos.


Es decir, que el cumplimiento de objetivos cobra un fuerte peso específico en la normativa presupuestaria y, como consecuencia, las asignaciones de recursos a los centros gestores de gasto tienen particularmente en cuenta el grado de cumplimiento de sus objetivos en ejercicios anteriores.


Por tanto, la presupuestación por objetivos implica para las Administraciones Públicas - en el ámbito estatal, autonómico o local- la necesidad de contar con sistemas de información que permitan evaluar, de la forma más objetiva posible, cómo se ha desarrollado el proceso presupuestario, el cual constituye el eje de su gestión económica.


Qué entendemos por "objetivos"


De un modo general, los objetivos de una organización se pueden definir como los efectos que la misma espera obtener de una actuación directa o indirecta.


Dichos objetivos pueden conformar un indicador de referencia - para comparar el efecto previsto con el resultado final conseguido- en tanto en cuanto se conviertan en un valor mensurable.


El proceso presupuestario como indicador de referencia


En el caso de las organizaciones que forman parte del sector público, se podría decir que sus objetivos vienen determinados principalmente por el proceso presupuestario.


Hablaríamos, por tanto, del concepto “objetivo presupuestario”, entendiendo como tal toda definición de resultados que se pretenden alcanzar dentro del plazo de ejecución de un presupuesto.


Así pues, la medición concreta de la evolución de los procesos de ejecución presupuestaria determinará en qué grado se ha alcanzado el objetivo/indicador de referencia.


En este sentido, a la hora de definir un sistema de indicadores de gestión en una organización del sector público, será esencial tener en cuenta el factor limitativo que presente el conjunto de objetivos presupuestarios.


Sistemas de contabilidad analítica y de evaluación de calidad


Por otra parte, para conseguir información mediante la cual llegar a determinar el grado de consecución de los objetivos que se hayan definido y de su correspondiente coste, algunos autores consideran imprescindible que la organización disponga de un sistema de contabilidad analítica, ya que este ofrecerá una información más completa, tanto desde el punto de vista cuantitativo como desde el cualitativo y el temporal.


No obstante, el sistema de contabilidad analítica se tendría que complementar con sistemas de evaluación de calidad e, incluso, con evaluaciones de satisfacción de los usuarios de los bienes y servicios producidos.


Por último, cabe destacar que, aunque el establecimiento de un sistema de indicadores de gestión resulta muy adecuado como instrumento de mejora continua en una entidad u organización concreta, dichos indicadores no pueden utilizarse para realizar comparaciones entre entidades, puesto que la prestación de los servicios públicos gestionados por una de ellas puede diferir notablemente de las otras en cuanto a su diseño y circunstancias concretas de implementación. Por tanto, la toma de decisiones basadas en dichas comparaciones puede conducir a resultados erróneos o indeseables para la administración de la que forme parte.


bottom of page